Tras un llamado de un local al que le obstruían la entrada vehicular de nuestra localidad balnearia, se hizo presente un inspector de tránsito, y con intentos fallidos de encontrar al dueño, procedió a labrar la infracción correspondiente.

Cuando salió el dueño del vehículo, una Chevrolet Trucker, al intentar estacionar tocó  a otro vehículo.

Esta situación se ha tornado recurrente, con lo cual vale recordar la importancia de respetar las entradas, como así también los sitios donde no se puede estacionar.

Comentá con Facebook